Pena máxima para Brasil: Croacia lo eliminó por penales

You are currently viewing Pena máxima para Brasil: Croacia lo eliminó por penales

Livakovic, el arquero de Croacia, le atajó un penal a Rodrygo, mientras que Marquinhos estrelló su remate en el palo. Esos dos tiros malogrados desde los 12 pasas fueron la clave de la victoria del conjunto europeo, que se impuso por 4 a 2.

Croacia se clasificó a las semifinales de la Copa del Mundo Qatar 2022 al derrotar a Brasil por 4 a 2 en definición con tiros desde el punto del penal, tras empatar 1 a 1 en tiempo extra en un emocionante encuentro disputado en el estadio Education City de Al Rayan.

El encuentro terminó sin goles y así fueron al alargue, donde llegaron los tantos de Neymar y de Petkovic, luego de un partido en el que la “canarinha” dispuso de las mejores acciones y convirtió en figura al arquero Dominik Livakovic.

En los penales los croatas fueron letales ya que Vlasic, Majer, Modric y Orsic marcaron los cuatro disparos. A la hora de los brasileños, Livakovic le atajó el tiro a Rodrygo, convirtieron Casemiro y Pedro y la suerte quedó sellada cuando el defensor Marquinhos la estrelló en el palo y se desató la alegría croata.

Brasil arrancó el encuentro tomando el protagonismo, mientras que Croacia ejercía una presión cerca de la línea media, pero en campo visitante, para recuperar y salir rápido y así tomar a los defensores de la “canarinha” desarmados.

El partido de Croacia

En los primeros 10 minutos, Brasil intentó buscar el arco defendido por LIvakovic, guardameta del Dinamo Zagreb, pero chocaba contra la defensa y con la férrea labor del mediocampo croata encabezado por el titánico Brozovic.

La defensa brasileña, encabezada por el siempre lúcido Thiago Silva, esperaba apenas detrás del círculo central, con Danilo que pasó del lateral derecho al izquierdo por las lesiones de Telles y Alex Sandro. Pero Dalic logró que el tridente del mediocampo Brozovic, Modric y Kovacic tomara el control de la pelota y al robarles el balón a los brasileños, los puso nerviosos porque les quitó su “razón de vivir”.

El partido siguió de tres cuartos a tres cuartos, con mucho movimiento, gran variedad de pases y el control de la pelota muy repartido, pero sin que ninguno de los dos equipos pudiera hacer trabajar a Allison y a Livakovic. Así concluyó el primer tiempo.

Foto AFP

Foto: AFP.

Al reinicio Brasil casi llegó al gol por obra del zaguero croata Gvardiol, que quiso rechazar un centro bajo y Livakovic se lució despejando. Durante varios minutos el seleccionado de Tite asedió a los croatas en su área.

A los 8 minutos, Richarlison y Neymar armaron una pared exquisita que culminó con el astro del PSG definiendo ante Livakovic, que tapó de manera formidable. En forma inmediata, Tite dispuso el ingreso de Antony por Raphinha, que se perdió en la maraña defensiva de los croatas.

Livakovic se lució con una tapada formidable ante Lucas Paqueta que se metió en el área chica con una pelota que se trabó e hizo una parábola “loca”. Con el ingreso de Rodrygo, Brasil aumentó la presión, pero la pelota llegaba “sucia” a los delanteros.

Minutos más tarde, el arquero del Dinamo Zagreb se puso el traje de superfigura del cotejo cuando le tapó un mano a mano a Neymar, que había armado otra buena pared con Rodrygo. Brasil atacaba, mientras que Allison era un espectador. Croacia exhibía una granítica firmeza en el fondo.

El partido de Brasil

A partir del minuto 35, Croacia puso nuevos jugadores alrededor de su área para defenderse y a la espera de un contragolpe salvador, mientras que Brasil se lamentaba por la falta de precisión en los últimos metros.

Croacia resistió, gracias a un formidable trabajo de sus centrales Lovren y Gvardiol, y llegó al alargue. Allí, cuando expiraba el primer tiempo, Neymar frotó la lámpara, fue pasando a jugadores como si se tratara de un partido de papi-fútbol y abriendo el muro croata, con paredes con Pedro y Rodrygo, para terminar gambeteando al arquero y luego empujarla a la red.

Un golazo digno de uno de los futbolistas más brillantes de la actualidad, que entendió que debía apelar a su talento natural para conseguir el pasaje a semifinales.

En el segundo tiempo del alargue, Brasil mantuvo el control del balón, siguió presionando para mantener a Croacia alejado de Allison y con el ingreso de Fred se dispuso a pelear el medio.

Hasta que en los últimos segundos Croacia salió jugando desde el área, aparecieron los recién ingresados Vlasic y Orsic que arrojó un centro hacia Petkovic que remató fuerte, la pelota tocó en Marquinhos y entró en el arco de Allison, para dirigir toda la tensión a los tiros desde el punto del penal.

Los últimos minutos del alargue fueron emocionantes porque ambos equipos, extenuados, trataron de evitar los penales. Ahí apareció otra vez Livakovic en un remate a quemarropa de Casemiro. A la hora de los penales, los croatas mostraron una frialdad notable y así sacaron pasaje a las semifinales.

Télam